Discriminación en hospitales, se niega a proponer un intérprete de señas para un paciente sordo.

Un hombre sordo que sufría de enfermedad renal en etapa terminal murió solo en su casa el día de su cumpleaños porque dos de los hospitales de la ciudad donde el reside no tenían intérpretes de lengua de señas disponibles para explicar la gravedad de su estado.

Andre Berry murió a los 52 años el día 5 de noviembre de 2013 con un catéter del hospital en su cuerpo.

Yo estaba con él en los hospitales muchas veces y nos gustaría pedir un intérprete, diría que tendríamos que esperar para conseguir uno y nunca llegó, dijo Denise Berry de 52 años, su hermana.

Lo trataban como si fuera una persona  oyente y él no era así, él tenía necesidades especiales y nunca lo ayudaron que por la ley tenía derecho a tener un intérprete.

La demanda fue presentada en el Tribunal Federal de Manhattan por la muerte de Berry, con el nombre de dos hospitales involucrados, son operados por la ciudad.

Hubo una interrupción comunicacional completa, Andre Berry fue incapaz de averiguar sobre su condición de salud, tratamiento y pronóstico, dijo Eric Baum, el abogado representa a la familia junto con el abogado de derechos sordos, Andrew Rozynski, ninguna persona debe ser tratada de esta manera.

Berry fue diagnosticado VIH positivo en 2008, tenía la diabetes y además la enfermedad renal y diálisis regular, dice la demanda.

Perdió la audición cuando era un bebe debido a una infección y se basó en ASL para comunicarse.

Berry creció con su hermana y otros hermanos en una vida difícil por falta de comunicación, dejó de captar lo que ofrece a él porque tenían pocas intérpretes de ASL para ayudarlo.

Su crisis de salud comenzó el 3 de octubre de 2013, cuando presentó en el hospital por su diálisis regular después de perder muchas citas.

El personal señaló que en sus registros médicos que es duro de oído y la comunicación era difícil, dice la demanda.

Tiene problemas de audición severa y muy poca conciencia de su condición, escribió el personal de hospital.

Casi 3 semanas después, el 21 de octubre, Berry terminó en el hospital tras desmayarse en el metro con dolores en el pecho.

Su hermana fue al hospital para avisar que un paciente sordo necesitaba un intérprete de ASL pero ninguno llegó, dijo la demanda. Berry se mantuvo en el hospital con el diagnostico de varias condiciones médicas serias.

De acuerdo con el registro que el 23 de octubre, el personal observó que tenía una dificultad para oír y por lo general, necesitaba la ayuda del ASL, dijo la demanda.

Berry no fue educado acerca de su diagnóstico y enseñándole la imposibilidad en ese momento debido al paciente necesitaba un intérprete para comunicarse y entender mejor.

Después de dos cirugías, una de ellas fue colocar un catéter en la arteria femoral derecha, Berry dejo el hospital el 29 de octubre.

Un día después, el hospital llamo a su hermana Denise Berry que no estaba claro si su hermano se fue con el catéter en su cuerpo.

Es difícil de hacerse con el señor Berry porque él es sordo, por lo tanto que no contestara el teléfono y no era capaz de leer los mensajes de texto por su hermana.

Berry fue encontrado muerto en su departamento el 5 de noviembre con el catéter implantado.

0 Shares:
You May Also Like