Familias de alumnos sordos estudian denunciar a Enseñanza por incumplir ley

La Plataforma Volem signar i escoltar, la Asociación de Padres de Niños Sordos de Cataluña y la Federación de Personas Sordas de Cataluña han anunciado hoy que estudian denunciar al departamento de Enseñanza por no cumplir la ley de la Lengua de los Señas de Cataluña.

Las tres asociaciones han asegurado esta tarde en rueda de prensa que preparan una demanda por la vía de los contencioso administrativo contra el departamento, que apoyarían un centenar de familias, por no garantizar un acceso completo a la educación de los alumnos con sordera.
 
La portavoz de la plataforma Volem signar i escoltar, Marian González, ha explicado que las asociaciones han hecho llegar una carta a la consellera de Enseñanza, Meritxell Ruiz, y a la Subdirectora General de Ordenación y Atención a la Diversidad del departamento de Enseñanza, Mercè Esteve, para instarles a cumplir con sus demandas.
 
La abogada que representa a las asociaciones, Alba Santiago, de Vosseler Advocats, ha asegurado que las plataformas ya presentaron una reclamación en el registro oficial hace un año, de la que no han obtenido respuesta y que ha quedado denegada por silencio administrativo.
 
“Nuestra voluntad siempre ha sido la de no entrar en la vía judicial, porque es un proceso que implica un tiempo que los jóvenes sordos ni tienen”, ha lamentado Santiago.
 
Los principales problemas a los que se enfrentan los alumnos sordos, según González, son no tener acceso completo a la educación y a la información que se da en las aulas de los centros ordinarios, donde aprenden la gran mayoría de estudiantes con esta discapacidad.
 
“Esto pone en peligro el desarrollo cognitivo y académico de los niños”, ha lamentado González, que ha explicado que en Cataluña sólo hay un centro de primaria y un instituto donde se enseñe de manera bilingüe, entre lengua oral y lengua de señas, y ambos están en Barcelona. Según la legislación catalana, las familias de niños con sordera deben poder acceder a todos los recursos que consideren necesarios para el desarrollo académico del alumno, recursos que incluyen intérpretes que traduzcan la información oral al niño. González ha subrayado que, aunque muchos alumnos tienen acceso a clases de logopedia o lectura labial, también tienen el derecho de utilizar un intérprete, dado que “la única manera de que los niños reciban el 100 % de la información” es a través de la lengua de señas.
 
El presidente de la Federación de Personas Sordas de Cataluña, Antonio Martínez, ha afirmado que “cuando un alumno sordo pide recursos, la administración se los debe dar”.
 
Martínez también ha destacado que los recursos deben ser accesibles en todos los puntos del territorio catalán, y ha criticado que alumnos de Lleida, Tarragona o Girona tengan más dificultades a la hora de acceder a ellos. Las plataformas han anunciado que, si no obtienen respuesta del departamento en las próximas semanas, tirarán adelante la vía legal y podrán la denuncia “en dos o tres meses, como mucho”, según Santiago.
Según datos de la plataforma Volem signar i escoltar, de los 1.850 niños sordos que hay en Cataluña, comprendidos entre educación infantil y la ESO, sólo 100 tienen acceso a una enseñanza bilingüe, es decir, con intérprete.
0 Shares:
You May Also Like